5 errores garrafales al elegir un nombre

Los 5 errores garrafales al elegir un nombre para un negocio

Elegir un nombre es una tarea complicada, pero que puede complicarse a un más, si no elegimos uno correctamente. Ponerle un nombre a un negocio es una decisión trascendental porque nuestro negocio lo portará toda la vida y precisa de un posicionamiento para que la gente nos conozco. Sin embargo, no podéis cometer ninguno de los 5 errores garrafales al elegir un nombre para un negocio que os decimos a continuación.

1.- Connotaciones negativas

Es el mítico caso del Mitsubishi Pajero o el Mazda Laputa, dos vehículos que fueron sacados al mercado con ese nombre, aunque no os lo creáis. Este es un ejemplo de que hay que estudiar bien un nombre antes de ponérselo a un producto o, peor aún, a una empresa. Analizad correctamente, si la empresa tiene un significado negativo en otro idioma.

2.- Sin significado

Estamos ante el supuesto en el que hemos elegido un nombre sin ningún significado, solamente porque nos ha gustado como suena o como queda en un letrero. Este error es fatal porque algún día os enfrentaréis a la temida pregunta ¿Por qué le pusiste este nombre a la empresa? No refleja ninguna seriedad la respuesta de “me gustaba como sonaba”.

3.- No comprobar la disponibilidad en redes sociales

Da igual que seáis un blog, una tienda online o cualquier otra empresa: tarde o pronto necesitaréis un perfil de Facebook o Twitter. La comunicación con los clientes está avanzando tecnológicamente, uno de estas consecuencias son las redes sociales.

Pues bien, me he encontrado con empresas que han elegido un nombre que ya está siendo usado en redes sociales, por lo que no pueden crear un perfil en Facebook con el mismo nombre de la página web.

4.- Mal dominio

Muchas personas deciden escoger un dominio que contenga el nombre del negocio y muchos símbolos o números, con tal de que esté presente el nombre del negocio. Esto es un error espectacular porque no podréis posicionarlo bien en Google, como, tampoco, podréis hacer una buena campaña de branding.

Es preferible que escojáis otro nombre que esté disponible sin números, ni símbolos.

5.- Que sea demasiado largo

Si es demasiado largo, vamos a tener problemas de todo tipo: de posicionamiento, de etiquetado, de dimensiones de paquete; de todo. Tenéis que optar por un nombre lo más corto posible, de este modo nos aseguraremos evitar todos esos problemas.

Top de articulos que te pueden interesar: